¿Qué son los ultraligeros?

Los ultraligeros son un tipo de avión que se caracteriza por ser de bajo peso y precio asequible. Nacieron, aproximadamente, en la década del 80, cuando los consumidores del sector medio de la sociedad reclamaban poder acceder a aeronaves que fueran más baratas, debido a que en aquel entonces los aviones eran construidos en algunas pocas industrias ubicadas en los países más desarrollados, como por ejemplo Alemania y Estados Unidos.

aviones-caza-en-el-aire-1

Luego de varios intentos, algunos creadores dieron con la clave, un avión de un costo relativamente bajo y de un peso reducido. Obviamente, este tipo de avión es para pocas personas, pero permite, al menos, disfrutar del vuelo a aquellos individuos que no cuentan con el dinero necesario para comprar uno grande. Por lo que se han convertido en auténticos consoladores, para las personas que no pueden volar con un avión grande.

Existen varios modelos de ultraligeros, sin embargo, los más conocidos son dos: el ultraligero de tres ejes y los pendulares. Los de tres ejes son los más sofisticados, se controlan a partir de, valga la redundancia, tres ejes que están dispuestos en los frenos y pedales. Estos aviones ultraligeros son bastante difíciles de manejar, para poder hacerlo se necesita tomar varias clases y de un permiso especial.

Los ultraligeros pendulares, como bien lo dice su nombre, se mueven gracias a un péndulo que cuelga y sirve como centro de gravedad. Cuando el piloto mueve el péndulo, el avión oscila hacia ese lado. Estos ultraligeros son los más sencillos y fáciles de manejar, solo requieren de un poco de práctica. No obstante, también es necesario asistir a clases y obtener un permiso para manipularlos.

Actualmente hay más de veinte mil pilotos de ultraligeros en el mundo, siendo el mayor foco Canadá y Estados Unidos. Aunque parezca imposible, varios de estos pilotos, han dado la vuelta al mundo en un ultraligero. Esto es algo  muy arriesgado y peligroso, pues a diferencia de los aviones convencionales, los ultraligeros, no brindan al piloto una protección de mayor escala.

Las fuerzas especiales, y también los bomberos, utilizan los aviones ultraligeros para buscar y rescatar personas en los bosques que son inaccesibles y en los océanos. También son utilizados para llevar medicina o heridos de un lugar a otro, y en las escuelas militares se los emplea para adiestrar a los pilotos que más adelante conducirán aviones de gran tamaño.

Han constituido un gran avance para el hombre. Ahora cualquiera que lo disponga, puede volar. Además en muchos lugares, personas dándose cuenta del inminente éxito de este invento, han creado locales que se desempeñan alquilando o rentándolos. Esto permite que aquellas personas que no disponen del dinero suficiente para comprarlo, puedan adquirirlo por unas horas para probarlo. Este invento que parecía ser un hobby en la década de los 80 ha terminado por convertirse en uno de los grandes deportes del siglo XXI, que será recordado, sin duda alguna, a lo largo de la historia.

Actualmente se está trabajando en nuevos y mejorados prototipos que brindarán, entre otras tantas cosas, al piloto, más seguridad y confianza al momento de volar.

Los ultraligeros pendulares

Los ultraligeros pendulares son aquellas aeronaves que tienen un precio relativamente bajo y que son fáciles de manejar. Cuentan con un péndulo que cuelga y sirve como centro de gravedad. También se llaman Trikes y actualmente son utilizados como deporte. A diferencia de los ultraligeros de tres ejes, los pendulares no requieren de mayores cuidados. No se necesita tener estudios avanzados ni un físico descomunal. Solo ganas y voluntad.

Están formados por dos ejes y tres ruedas, por lo general solo tienen espacio para un piloto, pero en raras ocasiones se ven Trikes para dos personas. Se mueven gracias a un motor propulsor que tienen colocado en la parte trasera. Son ligeros y cuentan con una gran ala que les permite lograr un equilibrio perfecto.

En este momento son muy demandados por los consumidores, y por ello las grandes industrias se están empeñando en mejorarlos a partir de nuevos y revolucionarios motores. Estos ultraligeros cuentan con grandes medidas de seguridad, como por ejemplo con cinto y arnés.

Para manejarlo el piloto tiene que mover una palanca que está por encima de él y que proviene de las alas. Esta palanca permite que controle toda la aeronave. También entre las piernas posee un timón que le permite controlar las ruedas y el motor.

Los ultraligeros pendulares son perfectos para aquellos que recién se están incursionando en el mundo de la aerodinámica. Sus precios son muy accesibles y además existen muchas tiendas que se dedican a alquilarlos o rentarlos por un determinado tiempo.

Los permisos que se necesitan para poseer uno son fáciles de adquirir. Para utilizarlos por primera vez se recomienda asistir a un campo que sea liso, y sin árboles. Puesto que al principio puede que cueste un poco manipular el motor, las alas y las ruedas.

El ultraligero de tres ejes

El ultraligero es un tipo de avión que se confeccionó en el siglo pasado a raíz de una alta demanda de la clase media por aeronaves de mejor calidad a mejores precios. Existen tres tipos de ultraligeros, y hoy hablaremos de uno de ellos, que se caracteriza por ser el más resistente pero también sofisticado y complicado de manipular. Estamos hablando del ultraligero de tres ejes, que como dice su nombre, se manipula por medio de tres ejes que están interconectados al timón.

Estas aeronaves, para aquellos que no las identifiquen, son bastante parecidas a las avionetas. Son ligeras y seguras, y los tres ejes que poseen le permiten hacer movimientos en tres direcciones, lateral, vertical y longitudinal. Los ultraligeros de tres ejes más comunes son aquellos que están hechos a partir de tela y metal, teniendo solo espacio para un pasajero. No obstante, hoy en día se están creando muchos nuevos modelos que cuentan con motores más avanzados y sofisticados.

El primer modelo que se lanzó al mercado de ultraligeros de tres ejes fue el Coyote, que vio el cielo por primera vez en el año 1983. Cuando se lo confeccionó, se quería lograr hacer aviones de bajo precio a gran escala. El coyote tuvo, en aquel entonces, un tiempo de construcción de 100 horas, permitiendo que en una semana se pudieran hacer más de diez ejemplares. Las grandes industrias comenzaron a quedan fascinadas por la respuesta del público consumista y comenzaron a crear en masa aviones ultraligeros.

Dentro de la nave, el piloto va sujeto a un arnés que está dentro de una estructura de metal. Esto permite que la seguridad y protección del individuo que pilotee la aeronave sea ejemplar.

Lo que hace posible que el ultraligero de tres ejes se construya tan rápido, son sus partes, que vienen echas ya de fábricas. Se utilizan partes pre-fabricadas que solo tiene que ser soldadas y acomodadas. De esta forma, los aviones ultraligeros no solo están propiciando ganancias a los creadores, sino también a aquellos que comercializan con los productos y elementos necesarios para su creación.

Actualmente los ultraligeros de tres ejes pueden llevar un pasajero y cuentan con un tiempo de confección que ronda las 130 horas. El aumento del tiempo que requiere su construcción se debe a las medidas de seguridad que se han indo implementando a lo largo del tiempo.

Cuenta, también, con una cola ligera que le permite moverse con una libertad sin igual. La cola se puede cerrar, ya sea para hacer alguna acrobacia o por una emergencia. Como ya se ha mencionado en otras publicaciones, los ultraligeros son utilizados por muchas instituciones. Por ejemplo en el ejército, que lo usan en los pilotos iniciados, que en un futuro no muy lejano, tendrán que pilotear naves de gran escala. También son utilizados por ONG´s y organizaciones de médicos para trasladar medicamentos y alimentos a zonas de países que son muy peligrosas a pie. Utilizar estos aviones es algo difícil, pero luego de practicar se vuelve fácil.

El autogiro

El autogiro es un tipo de ultraligero que fue confeccionado y desarrollado por Juan de la Cierva, un español que estudió en su juventud ingeniería.   El autogiro es bastante sencillo, pero a la vez sofisticado. Su ala es giratoria, como la de los helicópteros, y se mueve como producto del viento que entra y sube desde abajo.  Este movimiento giratorio es permitido por el rotor que está debajo de la hélice. El mismo es independiente, es decir, no está conectado al motor del ultraligero, siendo esto algo totalmente distinto a los helicópteros, donde el rotor es movido por la acción del motor.

La parte externa de los autogiros es medianamente resistente, está echa a partir de acero inoxidable. Debe de resistir las condiciones del trabajo diario y, en caso de choque, soportar la máxima cantidad de daño posible. Dispone de tres ruedas dos delanteras y una trasera, más pequeña que las otras. Esta rueda trasera cuenta con pedales, que hacen posible el movimiento del autogiro en la tierra. A medida que va ganando velocidad, va siendo cada vez menos la cantidad de pedaleo que requiere.

Este ultraligero es muy liviano y por ello es utilizado por muchas personas en las tareas diarias del campo, por ejemplo. Permite que su aterrizaje sea pacífico y seguro, y no se necesita de conocimientos mayores para manipularlo. El rotor y el aire hacen casi todo, el ser humano solamente tiene que disponer hacia qué lugar se moverá, y que trayectoria seguirá. EL precio de este modelo de ultraligero es muy accesible y es utilizado por las empresas que enseñan aerodinámica en los recién iniciados, ya que al ser fáciles de manejar, permiten que el piloto sienta seguridad y confianza. También son utilizados por el ejército y por los médicos para entregar medicamentos  a zonas de difícil acceso.